sábado, 4 de junio de 2011

Risueña

El sol, desde muy temprano
por las rejas se ha metido,
y forma lindas figuras
sobre mi piso pulido.
Afuera, los pajaritos
me llaman con su cantar
y piden que vaya al patio
con ellos, para jugar.
Busco rápido la falda
que mamita me ha tejido
y descalza corro afuera
desechando lo barrido.

Ruedan alegres las hojas
en el sendero de piedras;
y el polvo, mientras yo bailo,
de mis pies marca las huellas.

Amo las plantas floridas
de la casa de la abuela
a donde vengo risueña
cuando salgo de la escuela.

2 comentarios:

Judith Bascones Lejter dijo...

Un bello poema, escrito especialmente para los chiquitines. Felicitaciones amiga de todo corazon. Judith

Nicole Sagan dijo...

Hola: Soy Nicole Sagan, y me quedo definitivamente.
Tus versos son tan tiernos que curan cualquier herida del alma por adulta que sea una, sobre todo si ese niña que lleva una dentro todavía está herida.
Gracias por compartir tu poesía. Es preciosa, bellísima.
Saludos.